MICROCUENTO: RECORDANDO EN EL TITANIC





Me encuentro mirando las fotografías del único gran viaje que he podido permitirme, gracias a mi tío. Veo las fotografías, me veo riendo, posando divertida junto un joven bastante atractivo y no me acuerdo de nada. Y es que tengo amnesia parcial-selectiva. No consigo recordar nada, aunque en algunas noches me vienen retazos de un sueño que parece tan real… Me veo como en las fotos, contemplando el inmenso océano ante mis ojos. Un océano que se fusiona en la oscuridad de la noche con un mar de estrellas brillantes en el firmamento.  Otras noches sueño con las caricias de él y, después, un gran estruendo sacude mi cuerpo. El barco se detiene. Mi memoria vuelve al presente, acompañado de un tremendo dolor de cabeza. Durante el día, por más que procuro recordar, no puedo. Pero al caer la noche… El olor a salitre viene a mis sentidos, la algarabía de personas viene a mis oídos y las caricias de él también.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pensamientos, reflexiones y una conclusión...

Llega ya Navidad... Y te quiero recordar....

Yo también he quedado ¡SORPRENDIDA!