Ir al contenido principal

ARUKA

 Hola, hoy me dirijo a ti. Debería haberlo hecho antes, pero entre facebook e instagram me han absorbido totalmente. Las redes sociales a veces ayudan. Y me he olvidado de este blog. Mi tarjeta de presentación.

Tú. Sé que me lees. Y espero que te guste lo que escribo. Amo escribir porque me gusta contar historias. Y si me sigues desde hace tiempo, conocerás a mi chica: Aruka. Hace aproximadamente diez años que la creé, más o menos. Y ahora tiene un lavado de imagen. En papel. Sí, una editorial se ha interesado en ella. Pero como todo existe una preventa. Y ahí es donde entras tú. Necesito tu ayuda. Necesito que cliques en el siguiente enlace que te voy a decir. 

Sé que Aruka te va a gustar, porque es una historia de superación. Y tú la tienes que descubrir. Para después contarme lo que has descubierto.

Aruka fue mi pasado. Ahora vuelve a ser mi presente. Ella me ayudó mucho. Y yo quiero que disfrutes de la historia. Porque siempre, siempre, hay esperanza. Y tú puedes ayudarla, ayudarme, haciéndote con un ejemplar. 

¿No has tenido nunca un sueño? el mío es este. Y si lees esta entrada, es porque te gusta mi blog y te gustan mis textos. Por favor, ayúdame a hacerte más feliz leyendo. Te voy a introducir en una historia con la que vas a disfrutar, ya lo verás...

Pincha AQUÍ  te llevará a la página de la editorial y podrás tener tu libro en papel.

Date la oportunidad de conocerla:

Dos hermanas que vienen de una familia de bien. Criadas desde el cariño y el amor. Aparentemente… Porque Aruka tiene un plan. Y quiere que todo el mundo se entere. Para ello usará todas las armas que se le ocurra a su desquiciada cabeza. Por otro lado, su hermana, Natalia, hará lo que esté en su mano para frenarla. Para ello tendrá que someterse y comprobar si está dispuesta a cruzar la línea.
Una historia de venganza, amor y de locura, en busca de felicidad en mitad del caos.

¿Qué me dices? ¿Me echas una mano y te haces con un ejemplar? Y si no puedes ¿por qué no compartes esta entrada con tus contactos? Para que Aruka pueda conocer a más gente... Si se atreve.


Comentarios

Entradas populares de este blog

INFIERNO

(Si te perdiste el capítulo anterior de esta novela, pincha AQUÍ para estar al día o si no has leído ningún capítulo, AQUÍ tienes cómo empezó todo) INFIERNO Capítulo 8 El joven tenía la mirada baja. Le temblaba el labio inferior y los ojos se le volvieron a llenar de lágrimas. Levantó la cabeza de nuevo, cuando el deseo se hizo grande en su mente y lo convirtió en palabras: -              -¿Puedo verla, por favor? Necesito verla. El médico dudó. Y por cómo le notó, prefirió darle un tiempo antes de darle el sí. Le puso una mano sobre la espalda, acariciándola. Mientras el otro se llevaba el puño a la boca, para ahogar un gemido. Mordiéndose, descargando la ansiedad que tenía en el pecho, acumulada. Finalmente, decidió acompañarlo a la habitación. Antes de entrar en ella, Alberto tuvo que ponerse una bata, un gorro, una mascarilla y unas pantuflas. Debía ir cubierto por higiene. Apenas se le reconocía, a no ser que se le mirara a los ojos, del color miel. Na

INFIERNO

INFIERNO Capítulo 7 El móvil del jefe de la banda sonó en su bolsillo. El coche acababa de llegar y tenían que salir ya de allí. Él, con un gesto de cabeza y un simple “Vámonos”, avisó a sus colegas y tuvieron que irse. Sin mirar hacia atrás. Dejó que todo se convirtiera en un sueño. Se maldijo a sí mismo por no saber controlarse. No podía creer cómo lo había olvidado y había dejado de quererle. Trasladaron a María al hospital Ramón y Cajal. Alberto no quiso separarse de ella. Mientras tanto, Cristian se acercó al grupo de amigos, mientras veía a la ambulancia alejarse. -               -Es curioso, te casas con otra para huir del amor de tu vida y éste te salva la vida –musitó al devolver la mirada hacia Alicia, que hipaba en el hombro de su marido. Esperó unos segundos, curioso por la reacción de la joven. No tardó en salir a la luz. -            - Se acaba de casar, volverá con su mujer en cuanto sepa que la otra está bien ¡Por el amor de Dios, él ama a Clar

INFIERNO

INFIERNO Capítulo 6 Todos se miraban en silencio. Apenas se movían. Expectantes, curiosos, por ver el desenlace de aquella incómoda situación. El ladrón les miró. No podía dejarse amedrentar por un mocoso como aquel. Y menos con aquel en particular. Cargó el arma y le apuntó a la cintura, solo darle un escarmiento. Nada más. Asustarlo. Pero sus planes no salieron como esperaba. Sin más dilación, con los labios fruncidos, apretó el gatillo, cargando su ira en la bala que salía de la pistola y se dirigía hacia el muchacho. Pronunció su sonrisa, porque ya podía ver el final de esa historia   Alberto cayó al suelo, golpeándose en la cabeza, inconsciente. Y, sobre él, otro que fue el que lo empujó y lo había hecho caer: María. Cuando el ladrón se dio cuenta de lo que había pasado, se quedó completamente parado. No podía creer que ella se hubiera interpuesto entre la bala y él. Eso lo enfureció más. Los invitados gritaban, asustados. Con las manos e