Te Extraño

Te echo de menos.

Te echaba de menos.

Te echaré de menos.

A ti.

A vosotros.

Primero: Loky.

Segundo: Thor.

Tercero: Kyra.

Tres perros.

Tres amores que demuestran su amor incondicional.

Son mi debilidad, sí, lo digo ALTO y CLARO.

Porque no me importa confesarlo.

Por mis perros, cualquier cosa soy capaz de hacer.

Jamás imaginé cómo se puede querer tantísimo a un perro.

A veces, creía que sería descanso, paz, desconexión.

Ahora sé que no.

Porque nuestros paseos son geniales. Paseos que me ayudan a alejar de mi mente esos malos

pensamientos, que me ayudan a inspirarme para escribir, que me relajan y, sobre todo, que me

provocan que me enamore más de ellos.

Hace cuatro días, sentía nostalgia por mi perro. Ahora, pensar que vuelvo a mi ciudad, que no veré a

otros dos perritos que me han robado el corazón, me dan ganas de llorar.

¿Cómo es posible que me sienta tan triste cuando están lejos?

¿Cómo pueden crear ese sentimiento de amor tan bonito?

Porque ellos no te traicionan, más bien al revés.


Son tan incondicionales.

Tan cariñosos.

Se conforman con tan poco...

Mis tres perros son una bendición, una adorable bendición.

Y para mí es un honor cuidarles.

Porque no se trata que yo les cuide, sino que ellos me ayudan a mí.

Por eso, pienso cuando no están y...

Les echo de menos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pensamientos, reflexiones y una conclusión...

Llega ya Navidad... Y te quiero recordar....

Yo también he quedado ¡SORPRENDIDA!