EL RESCATE DE JULIE GARWOOD




¡FELIZ SANT JORDI! ¡FELIZ DÍA DEL LIBRO! ¡Adoro este día y como no, la paso leyendo todo el día! Y hoy os traigo una reseña de una novela más que cayó en mis redes.

Empecé a leer este libro por culpa de Megan Maxwell, pues en una entrevista  (clica en la palabra y te lleva a la entrevista en la pregunta nº 50) dijo que era uno de sus libros favoritos. De modo que busqué en mi pequeña biblioteca y ahí estaba, casualmente lo tenía, regalo de una prima. En cuanto acabé los herederos, lo cogí y viajé hasta Escocia.

Son 509 páginas. Un libro bastante considerablemente grueso, esconde una historia preciosa en su interior. Te sumerge desde el primer párrafo y vas sumando páginas y páginas, sin darte cuenta que ya has leído cien de golpe.

Personalmente, tengo que confesar que las historias de las Highlands nunca me han apasionado. Pero con esta historia ha sido diferente y me he enamorado completamente de los Lairds, sus guerreros, sus costumbres y quiero más.

La novela comienza con la desaparición del padre de Christen y Gillian, más, antes, les entrega una caja con joyas incrustradas. Una caja muy importante para el rey de Inglaterra: la caja de Arianna. Las dos hermanas, protegidas por los hombres, fieles leales a su padre, son separadas, aunque Gillian es capturada por los hombres que han invadido su hogar. Christen tiene mucha más suerte y consigue escapar, portando consigo la preciada caja.


Pasan los años, Gillian se ha convertido en una jovencita bastante atractiva, pero ha sufrido mucho en
manos de su enemigo el barón Alford. Éste, ansioso por encontrar la maldita caja y entregársela al rey -y así ganarse sus favores-, le ordena ir en busca de su hermana, con la condición que su tio Morgan siga con vida. Así que la muchacha, en compañía de un valiente niño escocés, Alec Maitland, emprenden camino hacia las highlands. Juntos viven la aventura de sobrevivir a las torturas del barón, además de encontrarse con el tutor del chico, el Laird Buchanan, Brodick, para pedirle ayuda. Gillian tenía que aprovechar la oportunidad para encontrar a su hermana, lograr localizar la caja y poder salvar a su tio, para que el barón les dejara en paz de una vez por todas. No cuenta con la posibilidad que en medio de tal caos, se tropezara con el amor de frente.

Una novela que lo tiene todo: romance, acción, intriga,... Un libro que no sueltas hasta el final, ya puedes estar sentado en el salón leyendo, con la televisión de fondo, y estar sumergido en sus páginas. Al menos, eso me ha pasado a mí. Me ha encantado, he sentido pena el terminarlo y he tenido ganas de meterme en otra historia de las highlands (dudo que no lo haga). Me he sentido hechizada por Brodick, cada vez que sale a escena, cuando muestra inconscientemente sus sentimientos para con Gillian, mi corazón se pone a mil. Y Ramsey, un escocés que nos vuelve locas, a las chicas de la novela y a mí, aunque prefiero al primero.

Sino lees esta novela, no pasa nada. Pero si la lees no te va a dejar indiferente y se va a sumar a esas novelas favoritas que guardas en tu memoria. Por eso, hazme caso, hazte con el libro y empieza a leer.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Pensamientos, reflexiones y una conclusión...

Yo también he quedado ¡SORPRENDIDA!

Llega ya Navidad... Y te quiero recordar....