HE APRENDIDO...

Resulta curioso. Muy curioso, pues cuando era pequeña, me imaginaba que a los 26 años estaría casada, tendría -al menos- un hijo que unas veces se llamaba; Moisés, otras Marcos y, en otras ocasiones, no recordaba su nombre.

Crecí con la firme idea que en la "veintena" tendría que casarme y formar una familia. Ese era el pensamiento social. Antes -¡qué mayor me siento!- nos educaban con el fin que nos casáramos y tuviéramos descendencia.

Me pasé mi adolescencia soñando con ese príncipe azul que tendría que venir a rescatarme. Aquel que me esperaría bajo mi ventana, cual Romeo llama a su Julieta. Y me desesperaba al ver que no llegaba.

Ahora comprendo, lo que antes no entendía ¿cómo iba a llegar el príncipe si me estaba dando la espalda a mí misma?

Siempre he tenido una autoestima muy baja, rozando el suelo, me miraba en el espejo y no me gustaba lo que veía ¿por qué? porque a mi alrededor tenía ejemplos de chicas más guapas y más sexis que yo. Eso creía.
Cada vez me exigía más a mí misma. Poniéndome a dietas que eran insufribles para una niña de 15 años. Cualquier esfuerzo que hacía por contentarme, mi crítico interior lo destrozaba y tiraba ese esfuerzo por los suelos.

Tengo 30 años y miro hacia atrás. En todos estos años, en los que he tenido uso de razón, he podido experimentar muchas vivencias y he aprendido muchas lecciones. Sé que todavía me quedan, pero ya no le tengo miedo a nada.

Voy a enumerarlas y te las voy a decir, porque quizás te ayuden en tu camino hacia tu destino. O tal vez, te funcione otro método (si es así estaría encantada de descubrir cuál es y añadirlo a mi lista).

1.- SÉ QUE LA VIDA ES TIEMPO Y ÉSTE SIEMPRE, CURA LAS HERIDAS.

2.- SI TÚ MISMO NO TE QUIERES ¿QUIÉN LO VA A HACER?

3.- LUCHA POR AQUELLO QUE QUIERES, PUES NO HACERLO SÍ ES UNA CAUSA PERDIDA.

4.- LA PACIENCIA ES LA BASE DEL ÉXITO.

5.- HAY AMIGOS PARA SIEMPRE Y SIEMPRE NO TIENES LOS MISMOS AMIGOS (PERSONAS AMARILLAS).

6.- TODO LLEGA EN EL MOMENTO OPORTUNO.

7.- NO SE VIVE CELEBRANDO VICTORIAS SINO SUPERANDO FRACASOS.

8.- NO ES POBRE EL QUE TIENE POCO; SINO EL QUE MUCHO AMBICIONA.

9.- NO SE SABE LO QUE SE TIENE HASTA QUE SE PIERDE.

10.- LA AUSENCIA NO CAUSA OLVIDO, PERO TE ENSEÑA A VIVIR SIN LAS PERSONAS QUE NO TE MERECEN. PORQUE SI APRENDEMOS A VIVIR SIN AQUELLOS QUE TUVIERON QUE MARCHARSE AL CIELO, QUE NOS OCASIONA MUCHO DOLOR PUES SON MUY IMPORTANTES, LO HAREMOS CON AQUÉLLAS QUE NOS APORTARON UN MOMENTO DE DESCONEXIÓN.

11.- VIVIR DEPENDIENDO DE ALGUIEN ES UNO DE LOS PEORES CASTIGOS.

Cuando tenía 16 años no conocía la palabra "dependencia emocional". No me imaginaba que eso existiera.

Cuando soñaba con las historias que me llenan la mente, no imaginé que sería capaz de publicar mis propios relatos en un libro en papel.

No imaginé que siendo CONSTANTE  y deseándolo, todo se puede conseguir.

Siempre sonrío, porque al mal tiempo buena cara y pensamiento positivo. Pues sé que las preocupaciones son innecesarias, ya que todo tiene solución. Que las cosas importantes nada tienen que ver con dinero o lo material.

Lo que más me importa es que soy lo que más quiero en el mundo. Me siento orgullosa de conseguirlo diariamente y trabajar en la relación conmigo misma. Ahora que he descubierto cómo sentirme bien, no quiero echarlo todo a perder. Hay cosas que, por supuesto, quiero, y personas o animales. Ellos saben quiénes son y no necesito mencionarlos ni demostrárselo. Pero hoy, este post, va dedicado a mí. Porque me lo merezco, porque para mí soy una gran persona y muy valiente.

Con todo, un besito.

Ciao,

Alezeia.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Pensamientos, reflexiones y una conclusión...

Yo también he quedado ¡SORPRENDIDA!

CAMINANDO HACIA LA ANSIEDAD...