Despidiendo el 2016

Otro año que se va.

2016, un año que no me deja indiferente, porque he aprendido muchas cosas.

Empecé el año con risas y -casualmente- lo termino mala. Pues en estos últimos meses he estado mala con otitis y después me atacó la ciática, aunque para la última semana del año me he recuperado, para darlo todo en estas fiestas.

Este año he madurado bastante. Me he dado cuenta de los errores que he cometido, aunque también me he dado cuenta de mis virtudes.

Este año ha sido muy importante para mí.

Parece que fue hace nada cuando, entre risas con mi hermana, comenzaba el año y yo, como cada año, me apuntaba los propósitos que quería cumplir.

He cumplido algunos, otros aun están pendientes, pero poco a poco, en algún momento los completaré.

A ti, que estás leyendo estas palabras, te deseo que pases una muy Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo.

Hace un año que llegaran estas fechas no me gustaba, porque me acordaba que faltaba un puesto en la mesa. Hoy, estoy feliz, porque siempre me han gustado estos días y los he disfrutados al máximo con la familia. Por supuesto, con el tiempo todo pasa. Se aprende a convivir con el dolor de su ausencia, aunque vive  en mi corazón.

2016 se va, pero no indiferente, para mí ha sido un gran año con un buen principio y un buen final. El primer año en mucho tiempo que me siento feliz.

Si supierais lo que he aprendido; lecciones de vida, subida de autoestima, he dirigido mi camino hacia la felicidad, hacia lo que me gusta,...

Por lo que os deseo que estas fechas, tan señaladas y especiales, lo paséis más que bien. y -como se suele decir- que lo mejor de este año, sea lo peor de 2017.

Yo voy a ir preparando mis propósitos, para el año que viene y ya os los contaré, aunque el primero os lo puedo adelantar: cuidarme más para no caer mala porque estoy cansada que todo me pille a mí.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Pensamientos, reflexiones y una conclusión...

Yo también he quedado ¡SORPRENDIDA!

Llega ya Navidad... Y te quiero recordar....