Ya van dos años...

Y todavía me cuesta creer que no estás. Hoy he ido a verte, sola, porque mamá no está. Nunca pensé que fuera capaz de hacerlo sola y me siento orgullosa de ello. Pero me siento triste, porque vuelvo a darme con la cruda realidad: ya no estás y no volverás.

Estoy acostumbrada a ignorar las cosas importantes, a ocultarlas, fingiendo que no han ocurrido... Y cuando me enfrento a la verdad, es duro.

Echo la vista hacia atrás y me encuentro con los recuerdos donde apareces en todos y cada uno. Me encantaría volver y pasar más tiempo contigo.

Apenas si puedo escribir porque las lágrimas salen a mis ojos...

Te Quiero, papá...

18-07-2014

Comentarios

Entradas populares de este blog

Yo también he quedado ¡SORPRENDIDA!

CAMINANDO HACIA LA ANSIEDAD...

RESEÑA - MUJERCITAS – AQUELLAS MUJERCITAS POR LOUISE MAY ALCOTT