CELOS



"Cada vez que van a quedar los dos, se me revuelve el estómago y deseo que algo pase para que no puedan quedar". Ese pensamiento se queda grabado en mi mente durante todo el día y ya no soy capaz de pensar en nada más. Intento distraerme, con cualquier cosa para no pensar en nada y así no rallarme la cabeza. Simplemente son amigos, nada más. Sé cuánto me quiere y que jamás me sería infiel. Sin embargo, no puedo evitar sentir una punzada en mi corazón. Como si fuera a perderle. Mi mente intenta convencer a mi corazón, ella también tiene su pareja, no tiene por qué pasar nada. Aunque mi corazón me recuerda todas y cada una de las pullitas que ella le dice delante de mí. Parece que le tirara los tejos, aunque luego sé que es todo habladuría y ella no es capaz de hacerle nada. Procuro calmar a mi corazón, intentar convencerle que debemos salir también por separado, así el reencuentro será más fogoso ¿no? Y así, intento formar el puzzle que, poco a poco, forma la imagen de nuestro loco y furtivo amor.

CELOS - Microcuento por Alezeia

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pensamientos, reflexiones y una conclusión...

Llega ya Navidad... Y te quiero recordar....

Yo también he quedado ¡SORPRENDIDA!