¡FELIZ 2016! ¿Qué os depara el Año Nuevo?

 El 2015 se nos va para dar paso a un año par bastante bonito: 2016.

Para mí este año está siendo diferente. Claro que continuo echando de menos a mi padre, pues jamás le voy a olvidar y siempre le voy a extrañar. Sin embargo, hay que seguir hacia delante, por él, porque a él le gustaría que siguiera, continuara mi vida y cumplir sus deseos: seguir escribiendo. Provocar que siga orgulloso de mí, allá en el cielo.

Este año 2015 ha sido un año de crecimiento personal. De superación y reencuentro conmigo misma. Hoy puedo decir que estoy volviendo a ser yo misma y estoy aprendiendo a valorarme más.

Poco a poco voy reencontrándome con mis amigas las palabras para seguir escribiendo mis relatos, con mis historias.

Vuelvo a proponerme lo que antaño hacía: leer, escribir y cumplir mis sueños.

Está bien distraerse de vez en cuando con los amigos. Con aquellos que realmente merecen la pena, esos amigos que no intentan cambiarte y te valoran. Porque gracias a esas salidas siempre surgen ideas para luego plasmarlas al papel. Surge la creatividad.

El 2015 siempre lo recordaré por los momentos vividos en él. Lleno de risas, diversión, hasta hice cosas que creí nunca haría, por vergüenza, por timidez.
Además que es el último año de la veintena, para comenzar una nueva etapa, en la que espero vivir grandes cosas. Simples sueños que están al alcance de cualquiera, pero que a mí todavía no me han llegado.

El año nuevo, entra con ilusión, con esperanza y con grandes sueños. Siempre me propongo retos para cumplirlos a lo largo del nuevo año, quizás es una tontería, pero para mí es una inyección de alegría, felicidad, para seguir adelante con mi vida.

Del año que se va siento lástima, porque me apego mucho a las cosas, porque ha sido tan intenso, tan sentimental... Ha sido un año de curación mentalmente para dar la cara al 2016 con una sonrisa y sin pensar en el pasado. Pues lo pasado, está hecho y ya no se puede arreglar.  De eso mismo se aprende, de cara al futuro.

Sólo le pido al nuevo que siga manteniendo las amistades que hasta ahora he generado. Pues me hacen feliz cada vez que nos vemos, la sonrisa no se borra de mi cara y los problemas desaparecen. También que mi pequeña familia siga así, siendo feliz y mi madre vaya recuperándose de su pérdida.

Y para vosotros, si estáis ahí, que sigáis, que seáis tan felices y no dudéis en cumplir vuestros sueños, ya que el que no lucha por ellos, no consigue nada.

Disfrutad de la gran cena que se suele comer por este día tan especial Y comáis las uvas sin atragantaros. Sin más,

¡¡¡FELIZ AÑO 2016!!!



Comentarios

Entradas populares de este blog

Pensamientos, reflexiones y una conclusión...

Yo también he quedado ¡SORPRENDIDA!

Llega ya Navidad... Y te quiero recordar....