El primer intento...

Hoy me siento triste y desolada. Hace tan sólo catorce meses que te marchaste de mi lado... Y todavía no me adapto a tu ausencia. Me cuesta horrores seguir adelante, no me veo capaz de seguir con una vida en la que tú no estás.

¿Quién me lo iba a decir? creí que llevaría mejor tu pérdida, más no es así. Existe un profundo agujero en mi corazón, que duele cada día más, cada vez que estoy sola y me pongo a recordar. Pensando que todavía pude hacer más por ti, que me siento culpable, que me siento una inútil.

Hoy he ido a verte, las lágrimas salían de mis ojos sin poder evitarlas. Hemos mantenido una larga conversación, en la que te he pedido perdón por mis errores y mis faltas cometidas.

Te echo tantísimo de menos, papá.

Nunca pensé que me llegara a sentir tan sola. A pesar que tengo a mamá conmigo, al ángel de la guarda que tú me mandaste... Nada me complace, porque realmente cada quien tiene su vida y no puede atenderme constantemente. Como a mí me gustaría. Sé que muchos me dirían: "Lo tienes todo ¿por qué tan  triste?, a él no le gustaría". Sin embargo, a pesar de tenerlo todo, de no tener que lamentarme, me falta lo más importante de mi vida: mi pilar, tú, papá.

Sin ti, me siento perdida en un mundo incomplejo e incomprendido. He dejado de escribir, porque no me siento con fuerzas. Ya no hago manualidades porque sin ti no merecen la pena. Tú me animabas a seguir escribiendo, a seguir creando... Siento que ya no tengo fuerzas y no sé qué puedo hacer. Quiero escribir y no puedo, me obligo a sentarme frente al papel en blanco y, a pesar que las palabras están ahí, no salen de mis dedos.

Me gustaría poder seguir como antes, ser la que era antes, sin preocupaciones. Pero no puedo.

Lo siento, papá, siento que te he fallado. Porque ya no soy la misma; que sueña y es feliz. Esa chica risueña te la llevaste el día que te marchaste y no sé qué hacer para recuperarla.

Perdóname, papá, ya no puedo más 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pensamientos, reflexiones y una conclusión...

Llega ya Navidad... Y te quiero recordar....

Yo también he quedado ¡SORPRENDIDA!