El Conde de Montecristo por Alexander Dumas.




Desde que ví la Venganza de Montecristo, protagonizada por James Caviezel, me enamoré tantísimo del personaje que quise profundizar más en la historia.

La novela se divide en dos volúmenes de 750 páginas, aproximadamente. Quizás puede resultar denso y agotador, meterse en el complicado mundo de la política, el poder y, como cualquier buena historia, el amor. Por eso, en mi opinión, te recomiendo que si quieres leerla, la cojas con muchas ganas y tengas paciencia. Yo he tenido que hacer un descanso de tanto conde porque me llegó a saturar un poquito, bueno sin contar que me cogió en una época un tanto mala para mí (el fallecimiento de mi querido padre). Aun así retomaba la novela de cuando en cuando para olvidar...

En este primer volumen nos vamos a encontrar la traición y el regreso de Edmund Dantés, el protagonista de esta historia. Y en el segundo veremos la venganza de aquellos que le han engañado.

La historia del desgraciado Edmund Dantés es bastante triste, que te quiten todo aquello por lo que has luchado, sinceramente yo me hubiera cargado a unos cuantos (soy muy impulsiva, que le vamos a hacer). Por llamarlo de alguna forma, el castigo al que se ve impuesto injustamente, no es otro que vivir recluído y maltratado en el solitario castillo de If. Allí, lo toman por loco y jamás creen su verdad. Edmund Dantés, tiene una sola oportunidad de salir de aquel lugar cuando un fiscal visita el castillo para tomar nota del orden que siguen los presos. Pero, como siempre, la ayuda que pide no llega a ningún lado.

Vive en el maldito castillo alrededor de 8 años. Y en mitad de su tormento, conoce a un abate que intenta escapar del lugar cavando un túnel en su celda. Ambos traban muy buen amistad y el fraile, a cambio de su ayuda fisica, le enseña todo cuánto sabe; números, historia, geografía... Reservándose el gran secreto para el final. Pero un día nefasto, el cura fallece, sin embargo, minutos antes de morir le cuenta algo muy importante; lo que se esconde en la isla de Montecristo.

Edmund consigue escapar de aquella prisión, desapareciendo de los ojos de la ley.

Y es cuando una nueva figura revoluciona la sociedad y la nobleza: el Conde de Montecristo.

En la novela nunca te revela quién es el conde realmente, pero te lo da a entender con ciertas indirectas, ciertos movimientos, y sentimientos, que llevan a variar la actitud del Conde.

Y a mí de esa forma me encanta. Sabes que se trata de Dantés, pero jamás lo escribe directamente.

La primera parte, cuando es declarado culpable por un delito de alta traición, sucede muy rápido. La parte más tediosa viene después, cuando consigue su título y toda su fortuna, además del gran respeto social.

En este primer volumen también, llega a encontrarse con el amor de su vida, con la mujer que se iba a casar el día de su encierro. Pero con la desgracia de que ella no lo reconoce. Sorprendido comprueba que ella está casada con el Conde de Morcef y tiene un hijo...

El Conde respecto a esto no reacciona...

El libro finaliza con el momento en el que la hija de uno de sus rivales, Valentine Villefort, escondida tras una valla, se encuentra con el amor de su vida y reniega de su futura, y próxima, boda con Franz d'Espinay. Doncella y amante, cuchichean sobre por qué ha invitado Montecristo a cenar a sus padres y a él mismo.

A pesar que la novela pudiera ser densa, ese es el lado negativo, me ha gustado esta primera parte. Más aun, me ha encantado cuando reaparece Dantés convertido en Conde y ni siquiera hace alusión a que sean la misma persona.

Gran novela con todo lo que tiene que tener: romance, orgullo, ira, sed de venganza y suspense.

Y para finalizar os dejo el tráiler de la película, con la que he comenzado esta reseña.



Comentarios

El Conde de MonteCristo ha dicho que…
Me encanto tu narración y el prólogo de la misma.

Entradas populares de este blog

Pensamientos, reflexiones y una conclusión...

Yo también he quedado ¡SORPRENDIDA!

Llega ya Navidad... Y te quiero recordar....