El Cielo es Real


Esta historia me ha llamado la atención desde que mi padre falleció -ya lo dije en una entrada
anterior-, y es que ahora es cuando siento curiosidad por saber lo que nos espera después de la muerte.

Primero empezaré como lo hice yo, vi la película primero, así que os muestro el trailer...


¿Qué os ha parecido? ¿Muy fantástico? Quizás os lo puede parecer, pero os aseguro que la historia merece la pena. A mí personalmente me ha gustado más el libro, aunque la película no está nada mal, es diferente, pero el libro te lo cuenta de una forma más organizada.
El ojo de Dios

Tras la lectura de esta novela, no he resuelto algo que ya intuía. Pues yo soy creyente, por lo tanto sé que existe un cielo, al igual que un infierno; pero no creo en la iglesia, son muchos los motivos que ya discutiré en otra entrada. Aun así os digo que para mí la iglesia es más una estafa que un camino espiritual, el dinero y el poder lo corrompe todo.

La historia resulta inquietante al comienzo, pero nada asombrosa después. Quiero decir, comencé a leer el libro, intrigada por descubrir algo nuevo, sin embargo me encontré con algo que -en cierta manera- ya sabía.

Trata de una historia reveladora de cómo un niño con apenas 4 años visita el cielo durante apenas 3 minutos de la vida terrenal. Tres minutos que para él se convierte en más tiempo.

Lo he encontrado muy similar a la biblia y, no es que piense que ésta no es verídica, ni mucho menos. Supongo que a lo que me refiero es que el hombre tiene por naturaleza transformar la realidad y no puedo concebir que sea 100 % real. Aunque si he estado investigando y puedo asegurar que es un 98 % de verdad, sobre todo en el nuevo testamento. Tema mayoritario en el libro. También el simple hecho de que el autor sea Pastor anglicano, pues me echa un poco hacia atrás. Porque los pastores, sacerdotes,... Tienden a trastocar todo para llevarlo a su terreno.

Cuenta maravillas del cielo. Describe a Jesús de una manera como antiguamente -siglos atrás-, montado en un corcel de arco iris, contando como los ángeles le cantaban al niño mientras estaba sentado a las rodillas de Jesús.

Suena maravilloso.

A pesar de mis reticencias a creer que sea todo verdad. Jamás dejaré de creer que sí hay un cielo, que sí me esperaran los ángeles el día que mi vida termine. Sobre todo que mi padre estará ahí, con los brazos abiertos dispuesto a recibirme.

Mi fe en Dios siempre estará ahí. Por mucho que me enfade con él en momentos de desconsuelo.
La familia Burpo en la actualidad

Es un libro adictivo también, porque quiere saber, conocer, la curiosidad por ver qué hay más allá. Te invita a unirte a la esperanza de que sí que hay vida después de la muerte, una vida eterna y llena de felicidad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pensamientos, reflexiones y una conclusión...

Yo también he quedado ¡SORPRENDIDA!

Llega ya Navidad... Y te quiero recordar....