Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2014

Declaración por los hospitales y la sanidad

Imagen
Buenas!!!
Hoy os traigo mi propia declaración de principios, pero contra la sanidad en general. Y es que desgraciadamente,  tengo que vivir mi vida cada X tiempo en los hospitales. En mi ciudad tenemos dos:  uno de gestión privada y otro público. El primero te tratan mejor que en el segundo, aun así he descubierto que realmente son los médicos los que fallan. Porque tanto en los hospitales, como los de centro de salud, como la "benditas" asociaciones... Los médicos son todos iguales, ni siquiera sé por qué son lo que son ¿vosotros sabéis por qué deciden estudiar esa carrera? ¿será por ganar dinero? Francamente no lo sé. Lo que si sé es el mal trato que me veo obligada a soportar, ya que se creen los dueños del universo y no tienen paciencia,... Hablo desde mi causa. Mi padre está en fase terminal y ya es paciente directo de la morfina, con lo cual los que toman esta sustancia tienen peor carácter. No es un paciente fácil, pero tú que eres médico debes tener la paciencia sufici…

Escápate un ratito del cielo

Imagen
Un viernes 18 de julio a la 1 de la madrugada te me fuíste.
Todavía recuerdo el último beso que te di cuando vivías, fue en tu mano, aquella que tantos cortes había sufrido  cuando trabajabas en el restaurante como cocinero. Quién me iba a decir a mí que, esa tarde, en la que mi corazón se encogió como si supiera lo que acontecería, te marcharías para siempre. 
Fue duro velarte y llegar a comprender que ya no volverías a mi lado. Sé que es egoísta desearte vivo, porque tu enfermedad estaba acabando contigo y ya no eras el de siempre. Aun así no puedo evitar recordarte en los últimos meses, cuando estabas en casa y me pedías que te diera de comer o simplemente se escuchaba el suave murmullo de la televisión que tenías en tu habitación. Porque ya no dormías con mamá, no podías.

Ya ha pasado un mes desde que te marchaste. Y todavía duele. A pesar que poco a poco voy superando tu pérdida, hay momentos en los que me vengo abajo, porque te echo mucho de menos.

Ahora me ha dado por leer historia…