Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2013

El 2013 se va... ¡Y de qué manera!

Imagen
Buenas noches,

Hoy ha sido el segundo día de mis vacaciones de navidad. Además que entró el invierno y fue un día fantástico y es que gracias a mi hermana me fui al parque Warner. Ya sé que diréis que cómo se me ocurre ir en pleno invierno, puede parecer una locura, pero si que os digo que nos hizo un día soleado y ya se nubló cuando comimos -obviamente en restaurante de Gotham City-, de modo que aprovechamos en montarnos en las atracciones más tranquilas. Fue una tarde inolvidable que, esperemos, se repita en 2014.

El día de relax y agradable de ayer, hoy, sin embargo, ha sido más ajetreado. Aunque ha merecido la pena y mañana siguen mis vacaciones... ¡No me lo puedo creer! ¡hasta el año que viene no vuelvo al trabajo!

Os dejo con un mini relato,...




Teresa se arrodilló ante el altar y derramó una lágrima silenciosa. Estaba sumisa en sus pensamientos cuando una mano agarró su hombro. Era él. Se trataba de Marco, su amante. La joven lo miró con los ojos bañados en lágrimas. Él la observ…

Volviendo a la rutina...

Imagen
... Ya, por fin, y gracias a Dios, mi padre ha salido del hospital y vuelvo a retomar mi vida -con algunos cambios-, pero poco a poco voy siendo yo otra vez.

Buenas tardes,
¿Cómo ha empezado el fin de semana?
Yo lo empiezo con una sonrisa y es que lo que parecía empezar la semana con mal pie, ha finalizado estupendamente. De hecho, ayer no podía parar de sonreir: en el metro, en el bus, en casa, viendo las noticias... Y es que mi mente no dejaba de reproducir los momentos más positivos del día.
Y es que gracias a que me mentalicé respecto a las cosas malas que me estaban sucediendo, centrándome en hacer lo que era capaz y no preocuparme por nada más. Existe una frase que hace poco, no recuerdo muy bien donde fue que la vi, la llevo muy presente: "vive el ahora y no pienses en el futuro, que de eso todavía hay tiempo". Es más o menos así. Y tiene mucha razón, porque muchas veces nos preocupa lo que acontecerá, lo que podría suceder... Esto nos lleva a no disfrutar el momento, por…

Formas de escribir. Volumen XIX.

¿EN QUÉ SE DIFERENCIA UN TEXTO LITERARIO DE UNA ANÉCDOTA?
Es fundamental que lo que se cuenta transcienda la anécdota. Así como un desahogo no conduce al texto, una anécdota no es todavía un cuento y tal vez no lo sea nunca.
Un cuento o una novela cuenta un hecho particular (podría ser una anécdota) que por algo necesita ser contado. Ese hecho se profundiza y se consigue hacerlo trascender.
Para ello, debes establecer los límites entre lo real y lo imaginario. John Irving dice que comienza diciendo la verdad, recordando gente de verdad, familiares y amigos. Y entonces encuentra algo que se puede exagerar de forma gradual, y se va centrando más en esa parte de la historia que va creando, en el pariente que nunca tuvo, por ejemplo. Y allí empieza a pensar en la novela:
Otros secretos:
Ordena los episodios aislados con un sentido.
No utilices las anécdotas completas, sino toma lo que más te ha conmovido.
O rescata un detalle, o el ambiente o una fecha especial o una ciudad o el sentimiento vív…

Unos disfrutan del fin de semana y otros...

... Lo pasan en el hospital.


¡¡¡ BUENASSSSS !!!

¿Cómo va ese puente? espero que lo estéis disfrutando a tope. Yo a medias, ya que, desgraciadamente, mi padre se encuentra ingresado en el hospital  -aunque ya se encuentra estable, menos mal-, así que ando de acá para allá sin descanso.

La verdad que al menos saco algo bueno de ir al hospital (dentro de lo que cabe) y es que me inspira muchas historias... El otro día, en la misma planta que está mi padre, había un preso ingresado y veías a la policía en la puerta, custodiándola. Además que en la misma ponía: "Están terminantemente prohibidas las visitas". Cierto es que los policías eran jóvenes y guapos, ji, ji... O, también, vi tristeza: como una mujer mayor con otra más joven -debía ser su hija- se abrazaban y lloraban largo y tendido por su familiar, oculto en la oscuridad de su habitación. Se moría y ya no se podía hacer nada. Y es que uno nunca está preparado para la muerte, puede ir asimilándolo, pero no del todo... Siem…

R.I.P. Paul Walker

Imagen
Hoy he amanecido con la triste noticia del famoso actor de la saga Fast & Furious, Paul Walker ha fallecido a sus 40 años. Ironías de la vida, precisamente ha muerto en un accidente de coche. Llevo días si publicar nada, pero hoy si lo hago, en honor a su memoria.

Así se puede ver en internet que este actor llega hasta las fans españolas (y más después de la trilogía de Pídeme lo que quieras, donde ya no puedo imaginar a otro que no sea él).

Es una pena que sea en estos momentos cuando recordamos a las personas, cuando se van y no van a volver. Aun así, quiero que sepáis que desde mis memorias, le deseamos que descanse en paz. Y también, que su muerte hubiera sido rápida, que al menos no sufriera.

Eso da que pensar, la vida en cierta forma no vale nada. En ocasiones puedes salvarte de la peor enfermedad del mundo, pero de pronto y de la manera más tonta se te acaba.

Os dejo varias fotos para que no olvidéis su sonrisa, ni sus ojos...