Adiós Compañero del Alma

Buenas noches, esta entrada está dedicada a una máquina que hace 12 años y 8 meses entró en mi vida. Y mañana se va... 
Un recuerdo


Mi pequeño Renault Megane. Has sido mi compañero desde que me sacara el carnet de conducir, en el 2005. Desde entonces no hemos dejado de estar juntos ni un sólo día. Cogía el coche para todo, haciendo buen uso de las palabras de mi profesor de autoescuela: "Una vez tengáis el carnet, conducir, conducir y conducir, que cada día es un día más de práctica y experiencia". Esas palabras se quedaron grabadas en mi mente y, digamos que aproveché esa frase, haciéndola mía. 

Hemos salido hasta las tantas. Hemos vivido muchas aventuras juntos. He aprendido junto a ti. Yo sabía que este momento llegaría, pero lo veía tan lejano... Sé que no te cuidé como debiera, tal vez si lo hubiera hecho hoy seguirías conmigo. Pero no es posible y tu "vida" ha llegado a su fin.

Te fuíste definitivamente el 8 de julio, aunque antes ya dabas muestras de que algo te pasaba. Miré en internet y creía que era una cosa leve... Pero nunca debes fiarte de lo que dicen y estar más atento. Me arrepiento muchísimo porque debí haber llamado a la grúa y no haberte forzado. Sin embargo, tomé la decisión incorrecta. Ahora que está hecho, pienso en las consecuencias de mis actos. Y prometo no volver a repetirlo.

Por eso quiero darte las gracias, por todo lo que me has dado. Por esos momentos con la ventanilla bajada, con el sol iluminándome la cara. Por soportar que cantara con la radio... Gracias por soportar que te cargara con tantas maletas y cacharros, que fueras hasta los topes. Gracias por esos viajes que han sido tan agradables contigo. Por esos momentos en los que buscábamos aparcamiento juntos...

Sé que sonará raro, pero te quiero mucho, pedazo de chatarra... El dinero que en ti invertí para nada fue malgastado, me siento super orgullosa y volvería a hacer lo mismo.

No quiero pensar que estarás en el cementerio de los coches olvidados, que te quitarán tus piezas, tu radio, tus faros nuevos, tus ruedas, tus llantas... Y quedará sólo tu esqueleto. No quiero pensarlo porque me pongo triste. Eras mi compañero. Yo te hablaba y tú me entendías (acuérdate las perrerías que me hacías cuando yo decía en voz alta que quizás cambiaba de coche). Has vestido muchos colores en tus asientos, como Kitty móvil estabas precioso. Eras mi "rallao"... No puedo ponerme melancólica, sé que ahora vendrá otro coche, más tú eras único.
¡Qué guapo habías quedado por fuera! Sin embargo, por dentro...

 Eras mi Megui. 

Mi primer coche.

Mis primeras salidas nocturnas.

Mis primeras locuras.

Mi primer todo.

Mañana será un día raro para mí, porque una parte, un trocito de mi corazón estará muerto. Sé que el tiempo lo cura todo. Sin embargo, lo que sí sé es que SIEMPRE TE LLEVARÉ EN EL CORAZÓN.

Hasta siempre compañero.

Esta canción va por tí...

Comentarios

Sara Alvarez ha dicho que…
Ains madre mia... que pena me da....Lo voy a echar muuuuucho de menos.... con lo bueno que era... snif snif snif :'( :'(

Hasta siempre amigo...


Alezeia ha dicho que…
Ya no será lo mismo sin él... Sobre todo esa BSO de Batman.

Gracias por acompañarme en este sentimiento, sé que es un bien material, pero le extraño tanto.

Entradas populares de este blog

Pensamientos, reflexiones y una conclusión...

Yo también he quedado ¡SORPRENDIDA!

Llega ya Navidad... Y te quiero recordar....