Adiós 2012...

¡Bienvenido 2013!

¡Muy buenas tardes! ¿qué habéis hecho este último día del año? Yo, la verdad, hice poco: descansar en casita después de tantas idas y venidas del hospital. Afortunadamente ya está todo bien y pasaremos la nochevieja en familia -no toda, porque falta una parte-. Juntos desde el calor de nuestro hogar despediremos un año que se va: "El año del Fin del Mundo", " El año de los Recortes"... Pero no todo ha sido malo, no, porque hemos tenido nuestros buenos momentos, nuestras buenas experiencias. Como yo, que gracias a un certamen literario se ha publicado La Profecía y ya está a la venta en librerías. También, con un gran orgullo, puedo decir que terminé de sacarme el título de Bachillerato, ahora queda prepararme para entrar a la universidad. Puedo decir que este año me he superado en expectativas. No pude cumplir la propuesta de leerme 60 libros en un año, pero tiempo al tiempo -ya sabéis lo que me cuesta organizarme- y espero poder decir el 31 de diciembre de 2013 que cumplí mi lista de libros.

Hoy se me ha hecho un día de lo más raro. Quizás porque ya no era un día normal para mí. Ya que nada más levantarme y recoger mi habitación, mi madre y yo, nos fuímos al hospital a recoger a mi padre. Hemos comido, después me tiré en la cama a ver la tele y hasta hace un rato no me he sentado frente al ordenador. No me parece que sea Nochevieja, me parece mentira. Quizás porque en Nochebuena estaba mi hermana mayor con los pequeños, los que faltan este día. Sé que en el fondo de nuestro corazón estamos todos juntos; cenando y riendo, jugando al bingo y brindando... Me da que pensar y mirar a través de la ventana, pues habrá familias que si engalanen sus mesas, otros se preparen porque cenan en un restaurante y otros, simplemente, no tienen nada. Para mucha gente, hoy, es un día como otro cualquiera en el que cenan algo, si acaso se toman 12 uvas y saludan al año nuevo yéndose a la cama.

Hoy es un día familiar, en el que no caben las tristezas ni las malas caras. Hoy es un día para dejar los malos recuerdos y el rencor y brillar en una noche llena de ilusión. Hoy es una noche en la que TODO está permitido: comer hasta el empacho -luego con la cuesta de enero vendrán los lamentos y las dietas-, beber hasta hartarse -da igual hacer tonterías, bailar haciendo el ridículo- porque no pasa nada. Hoy está permitido acostarse a las tantas... que mañana Dios dirá (con suerte una no trabaja).

Y mañana... Ummmm, me encanta el día 1 porque lo paso en mi casa viendo una película tras otra y comiendo las reservas del día anterior.

Por cierto, ¿os habéis propuesto ya cambios para el 2013? Yo como he cumplido uno de ellos, me queda pensar en que voy a empezar a aprender eso de "más vale ser hormiga que cigarra" y ahorrar un poco ¿seré capaz? Ya que me gustaría embarcarme en nuevos proyectos, pero sino ahorro, me temo que no podré hacer nada, puesto que el dinero mueve el mundo.

Es que está...
 
Y ya no me enrollo más. Os deseo un buen final de año 2012, una buena entrada que dure muchisímo. Recordad siempre pensad en positivo y sabed que todo lo que os propongáis lo lograréis. Como no podía ser menos, me despido con él (siento si soy cansina, jejeje, supongo que algun día se me pasará)...


BESOS, ALEZEIA

Comentarios

girl pink ha dicho que…
feliz año nuevo!
Samira ha dicho que…
¡feliz 2013 y que se cumplan todos tus deseos! =)

Entradas populares de este blog

Yo también he quedado ¡SORPRENDIDA!

CAMINANDO HACIA LA ANSIEDAD...

RESEÑA - MUJERCITAS – AQUELLAS MUJERCITAS POR LOUISE MAY ALCOTT