Aprender a escribir parte XI

11. ¿POR QUÉ ESCRIBO SIEMPRE CUANDO ME SIENTO MAL, SOBRE MÍ, SOBRE MIS TRISTEZAS O FRACASOS?
Un buen diseño como marcapáginas de un blog amigo

(Esto es interesante porque yo misma tiendo a hacerlo)

Escribir es conjurar la realidad que no te sirve y crear otra. Lo cual no significa que escribas sólo si estás deprimido, angustiado o muy triste, salvo que lances un emotivo poema.
No es hablar de ti mismo directamente, sino refiriéndote a un tercero o repartiéndose entre varios personajes.
Si es poesía, lanza tu amargura como una compulsión, puede conmocionar al lector. Si es relato, te conviene escribir sobre ese momento amargo una vez que ha pasado. Toma distancia del hecho. De lo contrario, es una catarsis y no una trasgresión estética de la realidad.
Tal vez te resulte estimulante lo que manifiesta Nathalie Sarraute: "Lo que yo siempre hago con dificultad es describir una especie de movimiento interior. No me interesa retomar formas de escritura ya existentes ni pienso en mí cuando escribo. Cuando estoy delante de la página, yo no existo. Ensayo, busco la forma, porque sin la forma no existe el fondo. Me concentro más que un café".
Si a pesar de todo, la tristeza es tu motor, busca el método para transformarlo en un artefacto autónomo.
Precisamente, Jean Rhys decía que escribía para olvidar, para librarse de los momentos tristes, que una vez que los escribía, desaparecían. Cuando estaba excitada por la vida, no quería escribir en absoluto. Nunca ha escrito siendo feliz. No deseaba hacerlo. Pero agrega: "Nunca he tenido un período de felicidad prolongado. Creo que escribo sobre mí misma porque eso es lo único que verdaderamente conozco". Lee sus novelas, perfectamente construidas, Ancho mar de los Sargazos, por ejemplo, y analiza cómo transciende el momento vivido, cómo transmite esos sentimientos que la acosaban.

12. ¿CUÁNDO SE ESCRIBE BIEN O MAL?

Se escribe bien cuando se construye un universo bien integrado y armónico, si es una novela; intenso y tenso, si es un cuento.
Se escribe mal cuando se utiliza esa voz de aeropuerto, la misma que podría decir: "El vuelo tal de la compañía aérea tal está a punto de salir. Se solicita a los señores pasajeros...", o la voz notarial, que cuenta una historia como una suma de informaciones, que no pasa por las tripas de nadie, o cuando se fuerza el final.
Un texto es bueno cuando parece sencillo y espontáneo, cuando no deja entrever al lector el complejo trabajo de elaboración, cuando la voz que narra resulta absolutamente creíble, cuando sugiere otras lecturas. Se escribe bien cuando el lector siente que todo eso que ha leído le ha pasado a él mismo y le pertenece.


Comentarios

D. C. López ha dicho que…
Gracias wapa por el aporte y x avisarme k al fin publicaste esta parte! >.<

En un rato publicaré una entrada compartida informando d esta publicación.

Saludos y bs!
Margy ha dicho que…
Hola!
Me encantan estas entradas, son muy útiles. Tengo que leerme las que me he perdido, a ver si saco tiempo ^.^

Besitos!

Entradas populares de este blog

Pensamientos, reflexiones y una conclusión...

Llega ya Navidad... Y te quiero recordar....

SEPTIEMBRE