Noche de Reyes por W. Shakespeare


NOCHE DE REYES por William Shakespeare


Editorial. Espasa

Edición y traducción de Ángel-Luis Pujante.

Páginas. 253

Sinopsis.

Noche de Reyes, última de las comedias románticas, participa también de la comedia de carácter. Es un prodigio de síntesis que aúna el más crudo realismo con la melancolía más tenue, y que contiene los momentos culminantes de humor y lirismo de las comedias de Shakespeare. La edición de Ángel-Luis Pujante da fe, por amplitud de su estudio y la fidelidad de la traducción, de la extraordinaria variedad poética y la libertad compositiva de cada una de las piezas.

ARGUMENTO

Iliria, el lugar donde transcurre Noche de Reyes, es especialmente importante para la atmósfera romántica de la obra. Es una antigua región de la costa este del mar Adriático, actualmente Croacia, Montenegro y Albania. Esta Iliria es mencionada en una de las obras fuente de Noche de Reyes, la obra de Plauto titulada Menæchmi, como un lugar donde, como en Noche de Reyes, un mellizo marchó a buscar a su hermano. El propio Shakespeare la había mencionado anteriormente, en Enrique VI, parte II, recordando su reputación de ser zona de piratas— un problema que comparte con la Iliria de Noche de Reyes. No puede descartarse el juego de palabras, Iliria como "ilusión", una especie de tierra de fantasía, imaginaria. Pero es igualmente posible que Shakespeare estuviera pensando en la verdadera Iliria. La región, desde las guerras ilirias del siglo III, era conocida por su piratería, lo cual se revela en la inseguridad de Viola en el primer acto, cuando el capitán le dice que están en Iliria y ella responde que qué va a hacer ella en Iliria. Y es comprensible, pues no era en esos tiempos un país para mujeres jóvenes solteras. En tiempos de Shakespeare era una zona de ciudades-estado dominada por los venecianos. Orsino sería así el príncipe de una región no muy importante. También la etimología de muchos nombres latinos (Olivia, Cesario, Malvolio) encajan con la región de Iliria.
Iliria es un lugar irreal donde la generación mayor no interviene en las vidas amorosas de los caracteres principales, a diferencia de la mayor parte de las obras de Shakespeare. Ninguno de los personajes tiene un compromiso que le impida enamorarse de quienquiera que deseen amar, y — a pesar de los piratas y que se describa Iliria como "áspera y poco hospitalaria" para los incautos por Antonio a Sebastián en el acto III — todo el mundo parece tener una enorme cantidad de tiempo libre para dedicarse a sus amoríos. Toda la obra transcurre aquí, y pocas veces se menciona al mundo exterior.
La obra trata de Sebastián y Viola, quienes son un hermano y una hermana gemelos. Como en tantas comedias de Shakespeare, esta se centra en una identidad equivocada. Un naufragio ante la costa de Iliria separa a Sebastián y Viola. Ésta consigue llegar casi sin vida a la playa con la ayuda de Feste -bufón de la corte del duque Orsino. Viola cree que Sebastián ha muerto. Vestida de hombre y haciéndose pasar por un joven paje con el nombre de Cesario, pasa a servir en la corte del duque. Orsino está "poética, apasionada y desesperadamente enamorado" de la afligida Lady Olivia, una dama noble cuyo hermano ha muerto recientemente; los encantos de Olivia son la causa de los desvelos de Orsino, pero ella lo rechaza continuamente. Orsino utiliza a Cesario como confidente y como mensajero para Olivia pero Cesario -Viola, en realidad- comienza a enamorarse de Orsino mientras que Olivia, por su parte, se enamora del mensajero: Cesario.
Antonio, capitán de barco y antiguo enemigo de Orsino, ha rescatado del naufragio a Sebastián. Ambos llegan a Iliria. Cuando Sebastián entra en escena, domina la confusión. Creyendo que es Viola, Olivia le pide que se case con ella, y un sacerdote celebra la boda en secreto. Cuando se sabe, Orsino amenaza con matar al supuesto servidor desleal lo cual, sin embargo, es impedido gracias a Viola. Cuando los mellizos aparecen en presencia tanto de Olivia como del Duque, hay más maravilla y sorpresa por su parecido, momento en el que Viola revela que es en realidad una mujer y que Sebastián es su hermano gemelo perdido. Tras algunas andanzas, los malentendidos y cruces de parejas, avivados por Feste, el bufón, que quiere sacar partido de los mismos embaucando a Andrew -quien también pretende a Olivia- y burlando a Malvolio -el criado de ésta, se resolverán finalmente. La obra acaba con una petición de matrimonio entre el Duque y Viola, Toby y María, y Olivia y Sebastián, aunque el matrimonio no llega realmente a verse.
Gran parte de la obra está dominada por las tramas secundarias de carácter cómico. Las francachelas nocturnas del caballero Andrew Aguecheek y Sir Toby Belch son continuamente perturbadas por Malvolio, el pomposo mayordomo de Olivia, que con su punto de vista puritano, no comparte sus inclinaciones por los goces terrenales. "¿Crees que porque tú seas virtuoso van a acabarse los pasteles y el vino?", le dice Sir Toby,6 figura totalmente opuesta a él. De ahí que conspiren para hacer creer a Malvolio, que ésta quiere casarse con él. Implica al pariente de Olivia, Sir Toby Belch; su futuro pretendiente, un bobo caballero llamado Sir Andrew Ague-Cheek; sus sirvientes María y Fabián; y al bufón favorito de su padre, Feste. Sir Toby y Sir Andrew perturban la paz de la casa de la señora acostándose tarde y cantando perpetuamente, haciendo gallos a pleno pulmón.
María, Sir Toby, Sir Andrew Ague-Cheek, y compañía convencen a Malvolio de que Olivia lo ama en secreto, y escribe una carta con la letra de Olivia, pidiéndole a Malvolio que luzca medias amarillas con las ligas cruzadas, sea grosero con el resto de los sirvientes y sonría en toda circunstancia. Olivia, entristecida por la actitud de Viola hacia ella, pregunta por su mayordomo, y queda sorprendida cuando Malvolio aparentemente ha perdido el juicio. Le abandona a las estratagemas de sus torturadores. Es encerrado en una habitación, con sólo una rendija de luz. Feste lo visita, una vez disfrazado de sacerdote, y otra como él mismo.
Opinión personal.

Le tenía muchas ganas a este libro, aunque al leerlo me ha dejado totalmente indiferente, a pesar que me encantan las escenas en las que salen Viola y el Duque Orsino. Cada vez que aparecen los dos juntos en escena la magia aflorece entre estos dos personajes. El lector comienza leyendo que Viola está enamorada del Duque, pero éste cegado de deseo por la Condesa no ve más allá de sus ojos. Hasta que aparece Sebastian, un personaje esencial en esta novela.

¿Por qué debes leerla? Porque W. Shakespeare con su plum ate lleva a un mundo mágico donde todo es posible, donde sin darte apenas cuenta te mete en la piel de sus personajes y te lleva a leer la novella hasta saber cómo sera su final…

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pensamientos, reflexiones y una conclusión...

Yo también he quedado ¡SORPRENDIDA!

Llega ya Navidad... Y te quiero recordar....