Lección 3: "Quiero escribir, pero no lo consigo"

Buenas noches, Verdader@s,

Sé que esta lección llega con retraso, pero... ¡La tenía olvidada! ¡no me acordaba de ella hasta que descubrí el otro día el libro! en fin... A ver qué os parece...

******
¿Te cuesta ponerte a escribir o las ideas desfilan atropelladamente por tu cabeza, pero no llegan coherentes al papel?

Uno y otro son problemas que coatan el deseo.
Si alguno de éstos es tu sintoma, consuélate. Hay buenos antídotos. Pruébalos. Te los ofrecemos en las respuestas que siguen. Éstos son los más comunes:

* Perfeccionista. Espera frente a la página o frente a la pantalla del ordenador a que surja la frase perfecta.

* Ansioso. Tiene ataques de eufórico arrebato ante la aparición de la idea y de depresión a medida que se diluye.

* Obsesivo. Intenta mejorar los detalles antes de llegar a la mitad del texto.

* Inseguro. Interrumpe constantemente la escritura para documentarse.

* Exagerado. Se agota mentalmente en una sesión.

* Impulsivo. Escribe entusiasmado las primeras ideas y acaba tirando todo a la papelera.

* Bloqueado. Empieza un texto y lo abandona por la mitad alegando que no sabe cómo continuar (Nota de Alezeia: ¡¿no os ha pasado esto?! porque yo tengo mil historias empezadas y que no sé cómo continuarlas, jajaja, curioso).

Presta atención a las prescripciones contra esos estados peligrosos de la mente y el alma:

* Para empezar, escribe borradores, no textos acabados: los borradores son continuaciones del pensamiento y con ellos le haces frente al saboteador. Y no corrijas.

* No lo hagas en orden lógico (principio, medio y final), escribe partes aisladas del total.

* Deja algo "en el tintero", prevé cómo empezarás al día siguiente.

* En lugar de buscar en la mente, retoma lo ya escrito, una palabra, una frase, y sigue a partir de ella.

* Si te frenas porque hay cosas que no te atreves a decir ni siquiera en tu diario íntimo, trata de averiguar si lo que tienes es miedo de escucharte. ¿Es eso? Escribe sobre el miedo y verás que tu mundo interno se reacomoda en nuevas direcciones.

* Tal vez te cuesta ponerte a escribir porque lo tomas como una actividad para la que hay que prepararse, otra obligación como el trabajo, con horario nocturno, por ejemplo, que hace que durante el día y a pesar de llevar siempre contigo tu bloc de notas, no tomas nota de lo que te llama la atención.

* Aíslate durante un día, una semana, o el tiempo que puedas, y anota lo que experimentes en ese lapso, sin obligarte a darle forma. Muchos escritores prefieren trabajar la idea a fondo mentalmente durante un tiempo sin compartirla con nadie.

Puedes seguir el ejemplo de Italo Calvino (Nota de Alezeia: ¡Ni idea de quién es!): "Cuando escribo, procedo por series: tengo muchas carpetas donde meto las páginas escritas, según las ideas que me pasan por la cabeza, o apuntes de cosas que quisiera escribir. Tengo una carpea para los objetos, una carpeta para los animales, una para las personas, una carpeta para los personajes históricos y otra para los héroes de la mitología; tengo una carpeta sobre las cuatro estaciones y una sobre los cinco sentidos (Alezeia: ¡Qué de carpetas! ¡yo no tengo tantas!); en una recojo páginas sobre las ciudades y los paisajes de mi vida, y en otra ciudades imaginarias, fuera del espacio y del tiempo. Cuando una carpeta empieza a llenarse de páginas, me pongo a pensar en el libro que puedo sacar de ellas".

Comentarios

Esthervampire ha dicho que…
Uooo!! Es una entrada genial, a mi me han pasado todos los estados del principio... Es más, ¡¡Aún me pasan!! XDD Pero creo que es normal. Tengo en mi corcho una frase anotada que siempre que me voy a poner a escribir miro, la dijo un militar y político, un tal Petrus Jancobus o algo así, la frase dice: "El genio comienza las grandes obras, pero solo el trabajo las acaba". Cada vez que veo esa frase en mi tablón me digo: "Ahi que seguir adelante" XDD Y con InvaZión me ayudó XD Besotes y sí, que de carpetas tiene ese tío, yo tampoco tengo tantas XDD Muuuacks!!
B€!t@ ha dicho que…
Está muy que muy bien, sobre todo la nota de Alezeia xD jejejeje. Una entrada muy sustancial, sí señor :) Un besazo

Entradas populares de este blog

Pensamientos, reflexiones y una conclusión...

Llega ya Navidad... Y te quiero recordar....

Yo también he quedado ¡SORPRENDIDA!