Tarde de sábado

¡¡¡Hola!!! Antes que nada quiero daros las gracias a todos por esos comentarios de ánimo que me habéis brindado en el blog. Me han servido de mucha ayuda para subir mi ánimo en estas circunstancias. Es bueno saber que tengo el apoyo de los blogueros y blogueras de la red.Saber que existe alguien a quién le importas o que te considera especial, por el simple hecho de animarte es muy reconfortante para mí.

Llevo desde que a mi padre le ingresaron en el hospital, el 22 de agosto, sin subir el penúltimo capítulo de Lágrimas de Sangre. Aunque cuando le visitaba en el hospital me llevaba el netbook y me disponía a escribir mientras estaba a su lado, junto a mi madre y mi hermana. Sin embargo, no escribí lágrimas de sangre, no me salía. De hecho os tengo que confesar que me encuentro atrapada en la incertidumbre de la no inspiración para esta historia y eso que ya sé la escena final, pero debe ser que com quiero hacerlo bien... No sé, por eso os pido perdón al tardar en actualizar.
En realidad, era otra historia la que me tenía atrapada entre las teclas del ordenador, tanto era así que no podía dejar de escribir, fijaos que me concentraba más en el mundo confeccionado de aquella historia que en hablar con mi familia, en aquella habitación del hospital.
Aunque yo soy bastante asocial y separatista, me gusta más estar en soledad, no tengo que fingir estar bien o a gusto con otra persona. Sé que quizás no debería ser así, pero es la costumbre, pero todo tiene una explicación. Resulta que los amigos que se han acercado a mí siempre se han burlado, yo entonces era más tímida y más vergonzosa y no me defendía... Ahora eso cambió, pero desde entonces me construí una coraza llena de frialdad que nadie es capaz de penetrar y los que lo hacen porque conocen mi secreto (suena a fantasía, pero es así).

Ayer me ocurrió algo, otra vez mi moral se hundió en lo más profundo de mi ser ¿por qué? realmente no lo sé, pero me sentía una mierda, que todo lo que hacía estaba mal, que en mi trabajo no rendía lo suficiente... Las cosas de la vida me llevaron a salir yo sola a lavar el coche, no os podéis imaginar lo bien que me hizo eso, me sentí bastante mejor, aunque todavía me reconcome la conciencia...

Hoy me he dispuesto a organizar de nuevo mi habitación, más que nada la mesa del ordenador, cambiándolo de sitio, que le da más luz. Porque así me da otro aire y quizás al verlo diferente... Me da que pensar, pues tengo muy mala suerte en todo, en mi novela, Aruka... La tengo abandonada a la pobre, estoy desanimada.

Espero esta tarde-noche poder animarme un poco pues he quedado con B€ita que viene a Madrid y con Marru y su chico, espero que veamos "Capitán América", la película no es gran cosa, pero ese actor me encanta y seguro que habrá risas ¿juntas Marru y yo? seguro, así me despejo y salgo un rato, que pienso demasiado.

Luego me gustaría pasarme por las fiestas de Alcorcón, que empezaron ayer y querría que mi cuñado me consiguiera un peluche, así cerramos con broche de oro la noche ¿no? Además así mi mente se pone en funcionamiento para "Lágrima de sangre".

En fin un besito a todos los que comentáis y leéis mis Memorias... No prometo nada por si luego se me olvida y no lo cumplo, un besito a tod@s.

Comentarios

InmaSonrisadeCaramelo ha dicho que…
Pasatelo genial y anímate mujer que creo que mereces un respiro.

Un beso!
angy.w ha dicho que…
Tú tómate tu tiempo para acabar la historia, sin prisas. Todos tenemos altibajos emocionales, y...¿quién no se ha sentido nunca una mierda? Seguro que en el fondo todos hemos tenido nuestros ataques de amargura y soledad, así que no te preocupes demasiado. En cuanto a la nueva historia, te entiendo, a mí también me pasa xD Muchas veces cuando una historia se me está haciendo, digamos, un poco "pesada" y me voy quedando sin imaginación no puedo evitar comenzar a pensar en otra, ya que los primeros momentos suelen ser los mejores.
Pásatelo bien! Y espero que tu padre se recupere pronto. Aunque no pueda ir a Madrid recuerda que aquí me tienes :D
Elvira ha dicho que…
Todo tenemos nuestros altibajos pero hay que seguir para adelante siempre, aunque cueste mil. Siempre merece la pena :) ¡Ánimo guapa!

Entradas populares de este blog

Pensamientos, reflexiones y una conclusión...

Llega ya Navidad... Y te quiero recordar....

Yo también he quedado ¡SORPRENDIDA!