Fin de semana de Feria II Parte




Fin de Semana de Feria II Parte

El domingo a las 8:20 salté de la cama emocionada, pues Moccia me esperaba y debíamos guardar cola.
A las nueve ya íbamos camino de la Renfe, tardamos como unos diez minutos.

Así se quedó Bea, pero cambiad el fondo por el de Renfe
En el trayecto del Cercanías lo pasé leyendo El Paseo  de Federico Moccia. Bea se dedicó a contemplar a los demás viajantes, embobada.

A las diez y media ya estábamos en el parque del Retiro, precisamente cuando abrían las casetas. En uno de los puestos, Bea se fijó en un tipo muy peculiar que llevaba estas zapatillas tan monas…

Me voy a comprar unas igualitas
Caminando, caminando, veíamos los libros expuestos. Yo me acerqué a la caseta de información porque no sabía donde firmaría Moccia. Un cartel resolvió mis dudas: caseta 258 a las 12.

Os tengo que confesar que soy bastante impaciente, Bea os lo puede confirmar, y le metí prisa para ponernos a la cola.

Pasamos el tiempo hablando y cotorreando, hasta que llegó Marru (la tía no para de rajar).

Desde las 10:30 hasta las 12 horas, Marru nos estuvo contando sus peripecias por Salamanca, cuando vi aparecer a Moccia y acercarse a la cola ya formada.
¡Majísimo!

Federico iba sin traductora, pero casi no hizo falta porque fue una persona muy agradable, además de dedicarnos el libro en italiano, posó para hacernos la tan esperada foto. Mi moño (estilo Isasaweis, en youtube) le hizo gracia y lo toqueteó como si de un pompón se tratara.

Pasé verguenza ajena
A mí me firmó la primera, porque María Dueñas estaba junto a él y ya tenía algo de cola formada. Quise que me firmara el libro de mi madre “El tiempo entre costuras” al que, por cierto, me han dicho que está muy bien.

Después de María Dueñas, nos fuimos a la carpa de Laura Gallego. Yo no creí que fuera tantísima  gente, de hecho la cola estaba escondida, por detrás de la carpa. Yo me adelanté ilusionada y cada paso que avanzábamos hacia el final de la cola, nuestra cara se descomponía más y es que esa cola era ¡KILOMÉTRICA! Éramos 700 personas y nosotras llegamos a las 12:15.
Cuando llegamos al final de la cola, yo aproveché para ir a la caseta donde firmaba Javier Sierra, porque a mi hermana le encanta este autor. Mientras Bea y Marru se quedaban guardando cola.

Javier Sierra fue majísimo, me firmó el libro de “La Dama Azul” y el primer capítulo de su nueva novela “El Ángel Perdido”.

Javier Sierra
Después de hacerle una foto para mi hermana, regresé a la “GRAN COLA” de Laura Gallego. No nos dio tiempo a que nos firmara antes de las 14:00. De hecho,  Laura tuvo que seguir firmando media hora más antes de irse a comer. Tuvimos que esperar de nuevo hasta las seis menos diez que volvió a seguir firmándonos y nos tocó a eso de las 19:00 horas. Es decir que estuvimos esperando a esta autora la friolera de ocho horas. Eso es ser una autentica fan porque cualquiera no espera ¿eh? Sólo 700 personas, ojalá algún día me pase a mí. Eso sí, yo me tomaría un sándwich y no haría un parón tan grande.

Laura me firmó dos ejemplares, aunque sólo firmaba uno por persona. Pero como Bea sólo llevaba su cuaderno, le pasé uno de mis libros. Una mentira piadosa.

También deciros que le regalé un ejemplar de mi novela y me dio la enhorabuena por haber escrito una novela y tenerla editada. Conmigo Laura se portó genial.

Con Laura, fue Marru la primera, porque Blue Jeans firmaba a las 19 y ya había cola formada.

Después de nuestra queridísima firma de Laura, Bea y yo nos fuimos a la caseta de la FNac, donde firmaba Blue. A Marru le tocó bastante esperar, yo me perdí por ahí, mirando casetas hasta que terminé junto a Blue y ¿a qué no sabéis?

¡Ja! Blue me pidió que le hiciera las fotos con sus fans con su cámara de fotos. Sí, fui su fotógrafa oficial y, aunque a mí me dedicó el libro, me dio una postal firmada, preciosa.

Esto sucedió el sábado 11
Lo pasé genial. Fue una tarde agotadora, pero gratificante. Además, Bea se quedó en mi casa a dormir y  la noche del sábado (lo cuento porque así me lo pidió) antes de cenar una de mis ricas y sabrosas pizzas, me ayudó a grapar el librino de Aruka para repartir por la feria. Tuvo que hacer fuerza, porque eran demasiadas páginas. Después, cuando nos fuimos a dormir vimos “The Faculty”, una película de Elijah Wood, nuestro actor favorito, acompañamos la peli con unos cuantos orgasmos, además de risas. Digo risas porque era una película de Vhs con anuncios del verano de 2004 con un teléfono de Movistar (cuando todavía existía el nombre Telefónica) super antiguo, no era ni un Smartphone. Anuncios muy graciosos.

El fin de semana fue de locura, de esos días en los que apenas paré en mi casa, de esos días que te encantan, que te dejan muerta.

Muchos besos,

Alezeia

Comentarios

B€!t@ ha dicho que…
jajajaj me encanta la crónica :) jajaja asi m gusta, k pongas lo de elijah wood xD esk fue.. fue buenisimo!!! falta el dia del lunes, jaja que yo lo pondré todo junto en una misma entrada, jaja pero cuando tenga tiempo :) me encanta, ha sido muy graciosa!! y la foto no se ve, la de las zapatillas tan monosas jajaja muaks guapisima!! te kiero!!!
angy.w ha dicho que…
Que guay que os lo pasarais tan bien!! :D a ver cuando puedo ir yo a la feria, que me hace mucha ilusión, sobretodo conocer a Laura Gallego, mi autora favorita ^^
Elvira ha dicho que…
jajaja pero qué bien lo pasastéis!^^
Lo de las zapatillas es lo más jajaja.
Como le comenté a Marru, menuda currada esperar a que os firmara Laura Gállego... Yo me hubiera muerto :S jajaj
En fin, muy divertida la crónica! :)
Besitos!

Entradas populares de este blog

Pensamientos, reflexiones y una conclusión...

Yo también he quedado ¡SORPRENDIDA!

CAMINANDO HACIA LA ANSIEDAD...