Entradas

Mostrando entradas de julio, 2010

Nueva Oportunidad

Imagen
Amalia no podía creer lo que estaba viendo. Sus ojos se llenaban de lágrimas, a la vez que sus manos tapaban su boca, sorprendida.

Allí estaban él, al pie del altar, casándose con otra. El amor de su vida, la única persona que ella había amado, se alejaba de ella para siempre.

La mayoría de los habitantes del pueblo asistían a la ceremonia. Incluída su propia familia, todo por sus relaciones sociales con la créme de aquel pequeño pueblo malagueño.

El sacerdote se dirigió a los allí presentes, haciendo la rutinaria pregunta de siempre.

- Adriana ¿Tomas a Samuel por esposo, para amarle y respetarle, en la salud y en la enfermedad, hasta que la muerte los separe?

La joven novia contempló a su futuro marido, de pie ante ella, con una mirada congelada en el rostro, bastante serio. Sus ojos azules emitían un brillo aguado, como si fuera a derrumbarse de un momento a otro. Pero no, Samuel nunca lo haría, si lo conocía bien, él jamás lloraría en público o se irritaría delante de alguien.

- Sí, ace…

Entre Sueños

Imagen
"La noche caía a través de las montañas. La inmensa luna brillaba en su plenitud, sola en el gran cielo celeste, reflejado por el tranquilo oceano que se extendía allá en el horizonte.

Las luces de la casa estaban apagadas. La única iluminación que dejaba entrever siquiera algo del interior eran las luces de las farolas. El reloj de cuco del salón marcaba las doce de la noche, con razón ni un alma caminaba por las calles.

Elizabeth miraba a través de la ventana de su habitación. Su familia dormía, todos dormían... Ella no podía hacerlo. Vestía un camisón azul claro de raso, que terminaba en sus finas rodillas. Su pelo rubio caía sobre su espalda anudado en una cola de caballo. Sus ojos miraban más allá de las montañas, contemplaban la enorme luna llena.

"Vendrá". Aquel era su único pensamiento.

**************************

Las fuertes y gruesas patas del animal se movían con gran agilidad por el inmenso bosque de pinos. Se trataba de un inmenso lob…

**FLECHAZO**

Imagen
¡BUENAS TARDES! Hoy escribo mientras escucho los comentarios del partido entre Holanda y España. Holanda es un equipo que me ha decepcionado bastante, pues no sabe jugar a futbol. Este equipo juega sucio y los arbitros no hacen nada. Si hubiera buenos arbitros pitando sólo habría jugando un único jugador de Holanda, el portero. El resto estaría fuera... Lo siento, pero me enerva. Espero que España meta un gol y les dé en las narices...

En fin, no voy a tocar más ese tema que hoy la historia puede salir fatal...

***********************************************************************************
... - Señor, perdóname... Porque me he enamorado - Rezaba una joven de cabellos oscuros, piel extremadamente pálida y bastante delgada, al pie del altar.
******************************************************
Era de noche. Ni una sola estrella iluminaba el cielo, salvo la luna llena que podía verse a intervalos entre las nubes. Las calles estaban casi desiertas. Algunos coches circulaban muy deprisa.…

Amor

Querido amigo;

Te escribo esta carta porque es la única manera en la que te puedo decir algo muy importante. Antes no me atrevía a decírtelo a la cara. Con mirarte era bastante, con rozar tus grandes manos... Cuando me mostrabas tu brillante sonrisa que se unía a tus resplandecientes ojos azules.

"Te Quiero" Me hubiera gustado decirte. Pero no me atrevía. Tenía miedo a que me rechazaras. Miedo a una negativa, a que comenzaras a detestarme. Por eso me callé.

Sin embargo, ahora no puedo hacerlo. Necesito decírtelo, no puedo aguantar más.

Mi amor por tí no fue un capricho, aunque a veces me comportara commo una estúpida cría, que es lo que fui. Me comporté como una idiota. Fue por una razón: quería llamar tu atención, que te acercaras a mí.

Me ilusionabas cuando me prestabas un poquito de tu atención, cuando me besabas. Tus besos fueron los más dulces que probé y que jamás olvidaré. Puestos que fueron los primeros que recibí.

Has sido mi primer amor y el primero no se olvida, ni ah…