Sin ánimos

Querido diario;

Hola, sé que os habré dejado intrigados con la versión de Harry Potter "Rendición". Hoy no me siento con ánimos para publicar el siguiente capítulo. Además que estoy escribiendo desde otro ordenador y no tengo la historia guardada en él. Otro de los motivos es que estoy triste ¿por qué? Os lo contaré, ya que es una manera de desahogarme.

No entiendo por qué las personas cuando llegan del trabajo a la casa, llegan de mal humor, porque no hayan tenido un buen día, paguen su frustración con las personas que les esperan en casa.

Si nos haces nada, si buscas lo mejor para tí y tu propia familia ¿por qué sucede esto? Son cosas de la vida. Injusticias que tienen que pasar en nuestro largo camino hacia la el final... No debería sorprenderme, pero no me queda otra que pasar ése mal momento y cerrar mi boca, hasta que pasen los malos humos.

Realmente esto que cuento es algo muy íntimo para mí. No quiero aburriros. Pensareis "siempre cuenta cosas tristes". Os explico por qué.

Escribir es la única manera que tengo de plasmar mis sentimientos. Los más tristes, ya que las alegrías las disfruto en familia y amigos... Bueno eso de amigos, todavía no encontré al que de verdad merezca la pena. Hasta el momento he llegado a creer que los amigos no existen... Según mi experiencia, todos los que se han acercado a mí ha sido por conveniencia.

En fin, no ha sido una buena noche y estoy pesimista. Espero que esta racha dure poco. Ojalá dejara de existir el egoísmo, la envidia y el machismo... Buf!!! Mira, basta ya. A esas personas que son de esa manera que he descrito antes, dos trabajos tienen (enfadarse y desenfadarse).

Procuraré que a mí me salpique y viviré los días que me resten. Prometo que el próximo post será el capítulo de la versión que estoy escribiendo. Perdonadme por este post tan triste, sentía rabia y tenía que plasmarlo en algún lado.

Buenas noches

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pensamientos, reflexiones y una conclusión...

Yo también he quedado ¡SORPRENDIDA!

Llega ya Navidad... Y te quiero recordar....