Locura de Amor

Aquí va el último capítulo de este guión, espero que les guste. Ha sido mi primer guión y lo que yo he creado ha sido la historia con los personajes. Yo no tengo mucha idea en guiones, pero alguna vez tenía que ser el primero.... Gracias por leerme.
******************************************************************************
8. EL JARDÍN DE UN CENTRO PSIQUIÁTRICO. EXTERIOR. DÍA.

(Han pasado unos meses ELIZABETH, con un avanzado tiempo de gestación, está sentada en un banco frente a una fuente de agua. La mira fijamente. Alguien se acerca y se sienta a su lado)
JOSÉ. Elizabeth, hace días que no te veo, desde… Fíjate en como has terminado. Julia, me dijo que te vio muy mal y por eso decidió internarte, estaba preocupada… Aquí pareces tranquila, por lo que ella pudo contarme, fuera estabas muy alterada… Lo siento, Eli, estás así por mi culpa…
Si yo no te hubiera seguido, nada habría pasado, si mi padre… Él me dijo que Jaime y tú,… Me contó que habíais quedado, el muy… Sabía cuánto me enfurecería veros juntos, era conocedor de mis celos cuando te veía con otro hombre que no era yo, soy muy posesivo, pero… Eli, no merezco tu perdón, soy un miserable, yo te seguí, yo te obligué a que le dispararas, porque yo llevé la pistola, yo debo cargar con la culpa, nadie más que yo… (La toma de las manos y las besa) Tú eras un ángel, mi ángel, y yo te destruí, terminé con todo aquello que querías… Eli, te amo, siempre te he amado, pero no he sabido demostrártelo sino con mis malditos celos y mis palabras hirientes,… Jaime supo apreciarte más, por eso caíste en sus brazos, te ofreció lo que yo no te ofrecí, sin importarle nada más que tu cariño, que fueras feliz. Te regaló algo hermoso, su amor y, con él, el bebé que estás esperando. Cuánto hubiera deseado que fuera mío, pero no, a mí Dios me castigó por mi insensatez y me hizo estéril…
(ELIZABETH lo mira a los ojos con dulzura y sonriendo)
ELIZABETH. (Habla como si no hubiera escuchado a JOSÉ) ¿Conoces a mi marido? Seguro que sí, él es muy importante.
JOSÉ. (Compungido) No, Eli, no lo conozco ¿quién es?
ELIZABETH. (Sonriente) Es un trabajador nato y me quiere mucho,… Me quiere mucho.
JOSÉ. (Contemplando los labios de la chica) ¡Cómo para no quererte! Eres mágica, tu sonrisa es única, eres un ángel caído del cielo.
ELIZABETH. (Deja de mirar a JOSÉ y continúa hablando, como si no escuchara al chico) Mi marido tiene un hermano, él si que es un diablo, quiere que haga cosas que no deseo hacer.
JOSÉ. (Piensa) “Ése seré yo. Un diablo que no merece ni que lo mires a la cara”.
(En ese momento JOSÉ se queda atónito ante las próximas palabras de ELIZABETH)
ELIZABETH. José es muy bueno conmigo… Pero su hermano no, él me obliga a… José me quiere mucho…Él me adora y yo no sé que haría sin él… Me moriría sin él desaparece.
JOSÉ. (Se acerca pausadamente a los labios de ELIZABETH) Claro que te quiero, te quiero como jamás he querido a nadie, pero he cometido muchos errores, errores que estoy pagando con creces.
(ELIZABETH se aproxima más a JOSÉ, parece que en alguna parte de su locura ha entendido las palabras de JOSÉ)
ELIZABETH. Lo sé, sé que me quieres, por eso te casaste conmigo,… Pero ahora debes marcharte a trabajar, mientras yo cuido de mi bebé (Agarra una chaqueta y la acuna como si fuera un niño) Pero, cariño, antes cierra bien la puerta porque, cuando tú te vas, viene Jaime a atormentarme y me obliga a hacer cosas que no quiero ¿Lo harás?
JOSÉ. (Mira la chaqueta que ELIZABETH sostiene entre sus brazos y después mira los fríos ojos grises de la joven) Lo prometo, Jaime no te molestará más, cuídate amor mío y… Perdóname (La da un pequeño beso y se levanta para marcharse).
(ELIZABETH empieza a reír sin sentido por las palabras del joven, ríe meciendo al supuesto “bebé”. JOSÉ camina despacio y, antes de perderla de vista, se da media vuelta).
JOSÉ. (Suspira) Lo siento, Elizabeth, prometo que no faltaré ningún día y te daré ánimos para que recuperes la cordura, pues por mi culpa has llegado a ese estado. Quiero enmendar los errores que cometiera en el pasado y si eso supone hacer cualquier sacrificio, ten por seguro que lo haré (Sale de escena. Sólo se oye la risa alocada de ELIZABETH que continúa meciendo al “bebé”. Poco a poco las luces se van apagando y queda iluminada la chica. ELIZABETH deja de reír en ese momento y mira fijamente al frente).

ELIZABETH. (Muy seria, como si hubiera visto a alguien) ¿Jaime? ¿Jaime, dónde estás? ¡Mira! ¡Es nuestro hijo! ¡José cree que es suyo! Fue inteligente por tu parte que le dijéramos eso, así nos deja tranquilos… Si, Jaime, te amo, pero tuve que protegerte de José, ya lo sabes… Por eso te maté, por eso callé hasta ahora, tenía que liberarte de ese desgraciado,… Ya, Jaime, no llores (Da palmaditas en el banco) Ven, siéntate, aquí, a mi lado… Como cuando nos conocimos.
(La luz que ilumina a ELIZABETH se apaga lentamente).


FINAL

Comentarios

Leria Nope ha dicho que…
Jajajaja! Como, siempre, los giros inesperdados hacen que no sepa por dónde vas a salir... Pero bien, bien, me ha gustado...

Es muy estilo novela rosa, pero es tu estulo y está muy bien ;).

Sigue publicando cosas!!!
Anónimo ha dicho que…
jajaja, a que me recuerda esto??lo que sufrimos por el guion,eh??jajaja. Gracias prima :) .Aunque mi profe sea tonto, que sepas que a mi me gustó ;) .
Alezeia ha dicho que…
¡¡¡SUFRIMOS MUCHO!!! ¡MI CABEZA NO PODÍA MÁS EN PENSAR UNA BUENA HISTORIA QUE ENGANCHARA! ME TIENES QUE PRESENTAR A TU PROFESOR... JEJEJEJE, PERO ANTES DESPÍDETE DE ÉL...
Anónimo ha dicho que…
jajaja, ok, yo te presento a mi profe,preo creo que este año no le tengo :) asi que no hace falta que me despida de él, actua libremente, jajaja :P

Entradas populares de este blog

Pensamientos, reflexiones y una conclusión...

Yo también he quedado ¡SORPRENDIDA!

CAMINANDO HACIA LA ANSIEDAD...