Locura de Amor

Aquí va el 6º capítulo, Valeria, te lo mereces, jejeje...
*****************************************************************************************


6. HABITACIÓN DE ELIZABETH. INTERIOR. DIA.

(ELIZABETH esta sentada en la cama. Un Hombre en una esquina del cuarto la mira)

ELIZABETH. No entiendo nada, tú… ¿Cómo puede ser?
HOMBRE. Tienes que entenderlo,… Más adelante sabrás las respuestas, pero antes tienes que encontrarla.
ELIZABETH. (Mirándolo fijamente, extrañada) ¿Cuándo? Yo… (Duda) Jaime necesito saber por qué sigues vivo, si yo te vi morir.
HOMBRE. No me llames así, por favor… No insistas, todo se revelará en su debido momento.
(El hombre se acerca al rostro de ELIZABETH hasta quedar a un par de centímetros de sus labios).
ELIZABETH. (Susurra) No lo hagas…
HOMBRE. Sigues deseándome como lo hacías antes ¿Verdad?
ELIZABETH. Sabes que no, mi corazón siempre ha pertenecido a José, lo que tú me hacías sentir era algo morboso… Jaime, quiero hablar de aquel día…
(JAIME se separa de mala gana)
JAIME. No quiero hablar de ello, ya casi ni lo recuerdo.
ELIZABETH. Pero yo sí,… Ya sabes que quedé contigo para dejar nuestra “relación”, pero te pusiste tan terco y luego… Apareció tu hermano, empezasteis a discutir, yo me puse nerviosa… Odiaba veros así ¡Incluso creías que mi bebé era tuyo! Y se lo gritaste a la cara, cuando la verdad era otra. Sabías que el hijo que estoy esperando es de José y le engañaste ¿para qué? ¿Para hacerle más daño?
JAIME. No me entiendes, quizás se lo dije para herirle, él siempre ha salido vencedor de casi todo, ha tenido todo lo que ha querido y hasta nuestro padre le prefería a él, por eso le mentí, porque quería que sintiera lo que yo he sentido durante tanto tiempo.
ELIZABETH. Pero negarle a su propio hijo, es un tema que no te incumbe en absoluto, ése es un tema mío y de él.
(JAIME se da media vuelta. Sus ojos se empañan en lágrimas).
JAIME. Eso ya da igual, le di donde más le dolía: tú. Y por eso me mató.
(ELIZABETH lo observa con los ojos bien abiertos)
ELIZABETH. Jaime, no le eches la culpa, José no…
JAIME. ¡No le defiendas! ¡El muy…!
ELIZABETH. (Lo interrumpe) ¡ÉL NO TE MATÓ! ¡FUI YO!
(JAIME la contempla sobresaltado, acaba de descubrir quién lo asesinó).
JAIME. (Sus ojos se empañan) Repite eso, por favor.
ELIZABETH. (Con la mirada perdida) Yo te disparé, yo lo hice, yo te disparé, yo lo hice…
(JAIME sale de la habitación, dejando sola a la muchacha, balanceándose continuamente, aún con la mirada perdida).

Comentarios

Leria Nope ha dicho que…
Por qué hablan de matar si Jaime está vivo? O es que es un fantasma? xD A mí esos elementos del más allá me gustan, jajaja!

Bueno, bueno, pero qué pasa con Julia? Ya sabes que me suelo ver reflejada en tus secundarios xD.

Entradas populares de este blog

Pensamientos, reflexiones y una conclusión...

Llega ya Navidad... Y te quiero recordar....

Yo también he quedado ¡SORPRENDIDA!